BA

                                                              

Mi vida "casi" Pinterest: Paso 2

martes, 2 de febrero de 2016


Empezamos por un lugar que al menos para mi es muy muy muy complicado. Aquí es donde pierdo la mayor parte del tiempo y es uno de los lugares que más odio de la casa: Un lugar donde por más y más que limpies vuelve a estar patas arriba en poco tiempo, un lugar donde se empieza de cero al menos 3 veces al día (desayuno - comida - cena, vuelta a cocinar, vuelta a ensuciar, de nuevo a limpiar…)

No sé a vosotros pero a mi me resulta realmente agotador tan solo pensarlo. Organizarme dentro de esas 4 paredes está entre mis máximas prioridades, y por lo que me habéis ido diciendo y lo que he leído en los propósitos anuales no soy la única con este problema.

Debido a la dificultad que le encuentro he dividido este paso en diferentes fases, pequeños pasos que seguir para intentar organizar el “todo” de este odiado cuarto.

Fase 1

Considero muy importante empezar por el principio: entrada de alimentos, control de alimentos y organización de consumo.

Como ves es un paso muy grande, el más importante. Una vez superado esta fase, el resto será casi pan comido.

Que quiero decir con esto? Muy sencillo: 
 
  • Tengo que saber que es lo que compro: controlando los gastos y sin comprar alimentos que no necesito o mayor cantidad de la necesaria. 
     
  • Tengo que saber que es lo que tengo: Llevar un control de los alimentos que tengo en casa para no comprar más de lo necesario, no dejar estropear alimentos frescos, o incluso los congelados.
     
  • Tengo que saber cómo consumirlos: Con un control de menú semanal puedo equilibrar el consumo de alimentos, comer más sano, no gastar de más…

Como veis los tres puntos dependen uno directamente del otro. Y cual es el orden correcto? Quién lo sabe… (XD). Te diré el orden que yo voy a seguir y luego tu haz las pruebas oportunas. 

  1. Primero prepararé un listado de almacenamiento: Quiero listar todo aquello que está en mi nevera, en mi congelador y en mi despensa. 

  1. Segundo, el menú semanal: Una vez que tenga listado todos los alimentos y su preferencia de consumo elaboraré un menú semanal.

  1. Y tercero, la lista de la compra: Una vez tenga elaborado el menú semanal haré una lista con los alimentos que me faltan para completar el menú. 

Os facilitaré cuatro modelos de imprimibles gratuitos para cubrir estos 3 puntos de nuestra primera fase. Espero que os sean de ayuda. Como siempre vosotros debéis decidir qué es lo que más se ajusta a vuestras necesidades. 

Y ahora la chicha! He estado recopilando algunos truquillos y consejos que he leído en internet y que me han contado amigos y familiares. A ellos les funcionan por lo que merece la pena tenerlos en cuenta.

TRUQUILLOS

Tener una libreta y un bolígrafo en un lugar visible de la cocina, para poder anotar aquellos productos que se acaban y es necesario reponer. Es un modo genial para preparar la lista de la compra. Recuerda siempre que la lista de la compra se compone de dos partes: Los básicos (o productos de consumo habitual) y los extras para completar las recetas del menú semanal.
A la hora de cocinar podemos hacer más cantidad de la necesaria y congelar lo que sobre. Tenemos que estar seguros de que esta comida es apta para congelar. Estos platos nos ayudarán a redactar nuestro menú semanal. Debemos de asegurarnos de no dejarlos más tiempo del necesario.

Un consejo de isasaweis.com que me ha parecido muy útil: A la hora de redactar un menú semanal no es necesario poner un menú para cada día de la semana. Lo mejor es decidir 4 platos fuertes, y el resto de los días podremos hacer variantes de esos platos, o bien utilizar esos platos que tenemos preparados en el congelador. Un ejemplo muy bueno que dá es que si un día haces pollo asado, con el pollo sobrante y unas verduras se puede hacer un arroz con pollo. Es un buen ejemplo de cómo aprovechar las sobras de comidas de forma inteligente.

Mi consejo a la hora de redactar un menú semanal es algo que aprendí de una nutricionista hace ya unos años (y aún sabiéndolo no lo he puesto en marcha hasta hace 15 días… ^w^). Se trata de pequeñas pautas básicas:
 
  1. Un menú semanal equilibrado consta de al menos una comida con pescado blanco (merluza, pescadilla…), una con pescado azul (salmón, sardinas…), una con carne blanca (pollo, pavo…) y otra con carne roja (ternera, cerdo…)
     
  1. Las cenas deben de ser ligeras: deben saciar el hambre pero sin aportarnos más de lo necesario. Un ejemplo de cena sería: un sandwich con pan integral con lechuga, tomate natural, cebolla, queso y pechuga de pavo, y de postre un par de rodajas de piña natural (nunca en almíbar! Si compras la piña en lata asegurate que sea piña en su jugo) o bien una ensalada completa o una sopa casera de verduras con un yogur de postre. Llevo menos de 15 días cenando de este modo y he adelgazado ya casi 3 kilos, y os aseguro que no estoy pasando hambre. En el resto de las comidas no me privo de nada, solo me voy a la cama con menos trabajo en el estómago.
     
  1. El consumo de verduras debe estar presente en todas nuestras comidas y debe ser abundante. Prueba, por ejemplo, a sustituir parte de unas patatas fritas por unas verduras salteadas o a la plancha. Dales gracia a las verduras! Utiliza condimentos y especias para potenciar su sabor y que no se convierta en una parte sosa de nuestra comida.
     
  1. Los hidratos de carbono, presentes en alimentos como la pasta o el pan, aportan energía. Distribuirlos de forma adecuada es el éxito de la comida. Un buen plato de pasta en la comida nos aportará muchos más beneficios que si lo tomamos en la cena, puesto que consumiremos energía que no necesitamos. Si además cambias tu pasta y arroz habitual por pastas y arroces integrales verás que te aportan múltiples beneficios extras. Yo he empezado hace poco el cambio, primero por el pan y ha ido tan bien que me he decidido a probar con la pasta, y el resultado ha sido bueno. El siguiente paso será probar el arroz integral.

Y mi truco master… vamos a darle al Smartphone (ese pobre castigado en nuestro primer paso) una segunda oportunidad. Vamos a crear listas con una aplicación gratuita: Wunderlist. 
Esta aplicación sirve para crear listas. En esas listas te permite marcar como completados, ver esos completados o ocultarlos, recuperar aquellos completados que vuelvan a sernos de utilidad…

Para que la uso? Tanto para mis listas de la compra como para hacer inventarios. Lo genial es que no tienes que escribir lo mismo una y otra vez, sino que solo tienes que recuperarlo una vez que lo vuelvas a necesitar. 



Como ves es muy sencilla de utilizar, y te será seguro de gran utilidad. 

Igual que en el primer paso, todo esto se completará en nuestro grupo Mi vida "CASI" Pinterest en Facebook. Allí estarán disponibles para descargar las plantillas para organizarte en este paso (como siempre gratis). 

Si aún no perteneces a nuestro grupo estás a tiempo. Entra ya y solicita  pertenecer al grupo privado. 

Que te parece el paso? Serás capaz de cumplirlo? 

http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=SrtaCacahueta

1 comentario :

  1. Casada con un ingeniero en sistemas en casa pasa todo por la compu o celu...tengo un excel para todo!!! Para las compras, para los gastos, para los ingresos...jaja! Pero como yo soy también super estructurada la verdad es que es de gran ayuda! Saber qué comer, qué comprar y qué es lo que ya hay en casa :)
    Una aplicación que usamos bastante también es Evernote creo que es similar a la que mencionaste en el post Besos!
    http://soldenochedecocrochet.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...