BA

                                                              

RECUPERA ESA AGENDA VIEJA Y HAZLO CON HILO Y TELA! PREPARANDO NUESTRA AGENDA 2016

lunes, 28 de septiembre de 2015

Hola Cacahueta! 

Hace poco que te enseñe la funda que tejí para un recetario dentro del reto amistoso nº 68, y te explique como podrías hacer una igual. 

Ni que decir tiene que quien dice funda para un recetario dice funda para cualquier tipo de libreta o incluso a tu agenda personal. 

Yo soy un poco latosa a la hora de elegir una agenda, por qué no decirlo... soy muy repugnante con este tema!. Me cuesta un montón decidirme, porque o bien no me gusta el exterior, o el interior deja mucho que desear. Encontrar la justa medida entre bonito y practico me cuesta muchísimo.

Seguro que has visto por algún sitio o has oído hablar de las agendas Filofax. Son agendas de anillas, tipo archivador, facilmente personalizables a tus gustos. Yo en cuanto vi los diseños tan bonitos que tenían me enamoré al instante, y lo mejor de todo es que yo misma podría editar el contenido! 

Todo era perfecto, menos una cosa... el precio... 

Me explico! Realmente se trata de una agenda que vas a utilizar año tras año... tras año... Vendría a ser la agenda definitiva por decirlo de algún modo. Si lo piensas de ese modo no sale tan cara. Pero realmente en los tiempos en los que vivimos, y con mi situación personal, me pareció totalmente desmesurado. Si bien he de decir que hay otros comerciales que las venden por precios mucho más económicos. Si queréis informaros sobre esta opción os dejo este link al blog de Wasel Wasel, donde te informará estupendamente de todas las opciones que puedes encontrar.

La cuestión es que, entre tanto pinterest y posts sobre este tipo de agendas, vino a mi memoria una agenda similar que me habían regalado en mi primer empleo, hace una pila de años. Todavía recuerdo el día en que mi jefe me regalo la agenda en agradecimiento a todo el esfuerzo que demostraba (y todas las horas extras gratuitas que yo le dedicaba a la empresa). Más tarde descubrí que con el regalo me había convertido automáticamente en su secretaria (sin costes añadidos como los zumos...) pero eso ya es otro tema... (jajajajajaja!). 

Aquella agenda la guarde durante años con muchísimo cariño, porque realmente me traía recuerdos de una época muy buena de mi vida, pero nunca volví a utilizarla porque la verdad era bastante fea... Más que fea, era tremendamente sosa y aburrida. Era la típica agenda de piel en color marrón, sin ningún tipo de adorno... carecía totalmente de personalidad, y eso hacía que con solo verla me diera sueño. 

De todos modos allí seguía, en la estantería, en el mismo lugar de siempre, esperando a que llegara un día en el que volviera a ser útil... (que dramática me he puesto... en este momento la sociedad protectora de agendas y cuadernos estará a punto de denunciarme por maltrato psicológico...).

La cuestión de todo este melodrama es que por fin le he dado una segunda oportunidad!! (bieeeeeeeeennnnnnnnnn!!!!!! Ahora los de la sociedad protectora de agendas y cuadernos están a punto de retirarme la denuncia.... )

El proceso en resumen fue este: Primero se me encendió la bombillita, después una buena dosis de Pinterest (aunque no encontré nada similar, pero si ayudo mucho a inspirarme), y por último búsqueda de materiales y dos "padrenuestros" y 3 "jesusitos de mi vida" para que me saliera el proyecto que tenía en mente, puesto que nunca había hecho nada parecido.

Divido la "restauración" en dos partes. La primera parte fue cubrir la parte interior con tela. Para eso escogí un retal de tela de 50x50cm (del cuál me sobró un montón). Empecé forrando la parte interior. Para cubrir la parte de las anillas primero marque en el centro del retal el tamaño de la pieza metálica (con una marca en cada punta) y luego corte la pieza desde un punto hasta el otro. Luego metí las anillas por esa ranura y ajusté la tela por debajo de la pieza metálica ayudándome de un destornillador fino. una vez que la tela está bien situada es hora de empezar a pegar. Yo la pegué con cola blanca. Pensé que iba a ser más complicado pero es sencillo y rápido. 


Cuando corte la tela deje un poco de margen para pegar por debajo de la solapa para que una vez terminada no se viera la unión, y también para cubrir los cantos superior e inferior.
Una vez que estuvo terminado el interior, empecé con los detalles pequeños. Corte varias tiras que fui pegando en el borde de la solapa, en los cantos de alrededor (por encima y debajo de la solapa y por los lados de la agenda) y también pegué una tira en el enganche para meter el bolígrafo. Para terminar marqué con un lápiz, por la parte interior de la tela, la forma de la solapa del cierre, y la recorte dejando aproximadamente 1cm alrededor para pegar bien alrededor de la pieza y no se viera el canto marrón. Antes de pegarla le puse un cierre de clip (igual que el que le puse a la funda del recetario), ya que el cierre de la agenda no es lo suficiente fuerte como para atravesar el tejido de la funda que queda bastante gordito. Una vez puesto el clip puedes pegarlo a la parte interior de la pieza, pegando bien el borde.


Ahora ya está listo para empezar a tejer la funda. El tamaño de la funda irá desde el borde de una solapa hasta el borde de la solapa del lado contrario. Para empezar mide el alto de la agenda y haz una cadeneta del mismo tamaño. A partir de aquí ya solo tienes que dejarte llevar y tu imaginación hará el resto, todo vale! 

Yo comencé la solapa tejiendo filas de puntos altos. Al llegar a la esquina, para marcar bien el borde tejí una fila de puntos bajos cogiendo solo la hebra exterior, la siguiente fila de puntos bajos cogiendo las dos hebras, y otra más cogiendo solo la hebra exterior. Si tu agenda es muy fina puedes evitar la fila interior de puntos bajos normales, pero lo mejor es que pruebes como queda mejor. 

A continuación empecé a tejer con puntos bajos, porque por la parte exterior quería que quedara el punto bien tupido y no se viera la parte interior marrón. Yo usé tapestry para hacer dibujos tejiendo con dos hebras de colores distintos al mismo tiempo. En mi caso eran 3 colores distintos, porque junto al color mint le uní una hebra de hilo dorado fino, para darle un poco de brillo.

Si te es más cómodo puedes dibujar en un papel cuadriculado tu diseño y te será mucho más fácil a la hora de tejerlo. Si no sabes como hacer tapestry te dejo un pequeño tutorial muy sencillo por si te animas.

Primero metí unas hileras de figuras geométricas y después hice topos intercalando puntos de colores (2 puntos en azul y 1 en verde-dorado).


Cuando llegué a la parte media de la agenda (el canto por donde se dobla) decidí tejerlo en un solo color, y escogí el color mint.


Una vez cubierto el canto de la agenda seguí tejiendo a modo espejo, tejiendo las mismas vueltas que en la otra cara pero al revés, como si lo mirara en un espejo. Al llegar al borde volví a tejer cogiendo solo la hebra exterior, otra hilera de puntos bajos normales, y otra hilera cogiendo solo la hebra exterior, y nuevamente siguiendo el efecto espejo tejí la solapa con puntos altos. Una vez terminada la pieza tejí dos vueltas de puntos bajos alrededor de la pieza, tejiendo 3 puntos bajos en el mismo punto en la parte de las esquinas. Al acabar situé el clip interior (el otro ya lo tengo colocado en la pieza de tela de la solapa) y lo fijé.

Por último hice una funda para cubrir el cierre por la parte exterior (en la interior la había forrado con tela) siguiendo el mismo patrón que el de la funda para recetario.

Una vez terminado planché las dos piezas con mucho vapor para bloquearlas, y pegué las piezas con cola blanca alrededor de la agenda. Para que no se movieran de su sitio sujete las piezas con unas pinzas mientras se pegaba, y lo dejé secar un día entero.


Ahora ya solo queda decorarla con un montón de freebies y descargables, algunos que buscaré por internet y otros que iré creando para que se adapten mejor a mis gustos y necesidades.

Y esto ha sido todo! Mucho lío... no? Cuando te pones es mucho más sencillo de lo que parece. 

A ti también te gusta reciclar cosas? Te gusta esta forma de reciclaje con ganchillo?

Como siempre te digo, si te animas a hacerlo me encantaría que me enviaras fotos para verlo! 

Nos leemos pronto!!

http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=SrtaCacahueta

2 comentarios :

  1. Hola Cacahueta!!. Es súper chula. Menudo trabajo te has tomado, pero ha merecido la pena, ya lo creo. Te "pineo" ahora mismo. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sonia!! Parece más trabajo del que realmente es, una vez que te pones es "tejer y cantar" jijijijiji! Un abrazote!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...